f

lunes, 14 de enero de 2019

miércoles, 19 de diciembre de 2018

Christmas is coming...






De nuevo nos encontramos ante calles llenas de luz, gente en busca del regalo especial o el de compromiso; que van de un lado para otro solo mirando escaparates y, todas esas canciones que hablan de grandes dosis de amor y paz. El olor a bizcocho y galletas de canela recién hechas y las vecinas del barrio comentando el menú o intercambiando recetas para la cena familiar. Llegó la navidad.
Época que a todos nos alcanza de una manera u otra, porque no somos un ente individual en una sociedad que ha hecho de estas fiestas una excusa para la sonrisa y la concordia o por el contrario, la crítica más agria sobre este tipo de celebraciones. Sea como sea, todos tenemos un sentido especial en estas fechas. Recuerdos y nostalgias de fechas pasadas o personas que faltan, solidaridad ante situaciones de amigos, vecinos o compatriotas que no tienen nada que celebrar. Y no falta el crítico del consumismo exagerado que intenta hacer conciencia con su mensaje, o el que sabe que, tal vez, estas fechas son solo una excusa para obsequiarnos con unos días de alegría.
Desde este blog, queremos desear a todos nuestros lectores unas felices fiestas y agradecerles su fidelidad y que el nuevo año sea prospero para todos. 
Nuestras propuestas para estas fiestas navideñas... 
Para este fechas os ofrecemos una serie de relatos y poemas que nos hablan de la Navidad desde muchas perspectivas y que con seguiridad os sentireis identificados con alguno de ellos. Os dejamos enlace a dichas entradas, esperando que sean de vuestro agrado, sea cual sea vuestro tipo de Navidad...              







miércoles, 7 de noviembre de 2018

Mirando el otoño



Mirando el otoño

Mirar los diferentes matices del verde de aquellas sinuosas colinas desde la ventana, se había convertido en la primera y más importante imagen de todos sus días. Con su tazón de café y la mirada llena de color, se dispuso a comenzar el día, intentando, una vez más, que la inspiración hiciera aparición de un momento a otro. Para ella, parecía en ese momento, que ya todas las historias de amor se habían escrito. De sus propias manos habían salido dos grandes historias que la habían catapultado al éxito literario. Ahora, se sentaba, como todos los días a esperar que algo le diera ese motivo que necesitaba para crear la más bella de todas.

Mabel, decidió empezar abriendo su correo. Diariamente recibía una cantidad inmensa de correos de sus admiradores. Hizo un repaso y con una sonrisa observó todos los que le resultaban repetidos. En medio de todos ellos, le llamó la atención uno en particular que tenía por título “No sigas de largo”, lo abrió y pudo leer solo una frase: “Si has llegado hasta aquí, es porque te ha movido lo mismo que me llevó a tus libros: la curiosidad” Sin darle más importancia, continuó revisando el correo. Hasta que, pasados unos minutos, sintió el impulso de volver a leer aquel mensaje. Pocas veces contestaba a los correos con algo más que una frase de agradecimiento pero, se decidió a contestar al nuevo admirador con el mismo desparpajo con el que se había dirigido a ella: -¿Pudiste saciar tu curiosidad?
No habían pasado ni cinco minutos cuando entro la respuesta: “Cada palabra leída me ha llenado aún más de curiosidad” - Bueno, al menos algo diferente hoy, pensó Mabel. Entre correo y correo, se fue pasando la mañana y sin darse cuenta, parte del día. No sentía que estuviera perdiendo el tiempo, estaba justo donde ella quería, sin compromisos sentimentales con nadie y viviendo en el lugar idílico que siempre había soñado; en el centro de la nada verde, bajo un cielo nítido.  Comunicarse con aquella persona le hacía ameno el tiempo y la distraía un poco de su búsqueda de inspiración.