f

domingo, 13 de mayo de 2018

Beso #poesía






"El beso es una forma de diálogo"
George Sand"



Más de Ulises Varsorvia en www.ulisesvarsovia.tripod.com



Conociendo al autor.... Ulises Varsovia

Nací el 2 de julio de 1949 en Valparaíso, cuyo mar y sus tempestades marcaron definitivamente mi persona y mi poesía.
Estudié varias asignaturas humanísticas, y trabajé en tres universidades, tanto en historia como en historia del arte, al mismo tiempo que escribía poesía. En 1985 salí a doctorarme a Alemania, y como mi mujer es suiza, pude trabajar y quedar-me en San Gallen, ciudad en cuya universidad hago un par de lecciones. He publicado 28 títulos de poesía, cinco de ellos en Chile, y tres dedicados a Valparaíso, el último: Hermanía: La Hermandad de la Orilla, en Apostrophes de Santiago (www.apos.cl). El libro más antiguo que he publicado es Jinetes Nocturnos, de 1974, pero tengo otros inéditos más antiguos. En 1972 publiqué un cuadernillo, Sueños de Amor, que circuló sólo entre amigos.Me han publicado más de 70 revistas de literatura de todo el mundo, en varios idiomas, y repetidas veces, y estoy en numerosas páginas web.
En agosto del año 2006 salió a la luz en Sevilla, España, mi libro de poemas Anunciación. Ángeles y Espadas, publicado por la Asociación Cultural Myrtos. Esta misma entidad acaba de publicar mi Antología Esencial y Otros Poemas (1974-2005), que incluye dos poemas de cada poemario publicado, es decir, 52 poemas "esenciales", y tres poemas de 12 libros inéditos, lo que hace un total de 88 poemas. Lo último mío aparecido es Vientos de Letras, también antológico, en colaboración con el poeta andaluz Alexis R., editado por Myrtos.
De los 28 poemarios publicados, sobresalen Jinetes Nocturnos, de 1974/75, Tus náufragos, Chile, de 1993, Capitanía del Viento , de 1994 , El Transeúnte de Barcelona, de 1997, Madre Oceánica, Valparaíso, de 1999, Mega-lítica, de 2000,  Ebriedad, de 2003, y la Antología Esencial.


miércoles, 21 de marzo de 2018

#DiaInternacionalDeLaPoesía



Un día dedicado a la poesía

La Unesco decidió que cada 21 de marzo se celebre el Día Mundial de la Poesía. Un día que coincide con el comienzo de la primavera y es que esto, tal vez para muchos, le da más relevancia a la celebración.  Sin embargo, para muchos otros, la poesía es completamente atemporal, ha existido siempre y sobrevivirá mientras haya quién se emocione escribiendo un verso, lo lea o lo recite, o simplemente lo piense y lo sienta. 

Afortunadamente, la poesía ha encontrado una nueva vía para llegar cada vez con más frecuencia a algunas personas que la están descubriendo y a todos aquellos que la han disfrutado siempre. Las redes sociales se han convertido en la tierra donde se cultiva la poesía que llega a millones de lectores. En muchos casos, el anonimato que ofrece este tipo de exposición ha animado a tantos poetas dormidos a mostrar sus letras, a compartirlas desinteresadamente con quién desee leerlas.  También los que amamos la poesía agradecemos poder encontrar sentimientos dibujados en palabras,  con las que nos identificamos y que producen admiración por su belleza.

Nuestro blog ha querido siempre ofrecer su espacio a todos los poetas que quieran brindarnos sus poemas. Pensamos que un solo verso, escrito desde las emociones ya es todo un poema. Nos acercamos a nuestros lectores por medio de ellas, es el hilo que nos une a todos. La poesía es la comunión entre las emociones del poeta y las del lector.
@clubpoetasblog 


Cuando los poetas escriben sobre poesía...




jueves, 8 de marzo de 2018

Llevo el diablo dentro...






Llevo el diablo dentro…

Vistas las manifestación vertidas por el obispo de San Sebastián al ser preguntado en un medio radiofónico respecto a la huelga de mujeres que tiene hoy lugar, sé que llevo el diablo dentro, y he llegado a la conclusión que a la mayoría de las mujeres de mi familia les ocurre los mismo. Lo digo al recordar algunas de las anécdotas que comentamos en comidas familiares en forma de anécdota humorísticas,  que vista desde otra perspectiva pueden suponer pequeños gestos que supusieron una pequeña victoria dentro de la sociedad opresora y represiva frente a la mujer en la que se criaron.
Una de las primeras posesiones demoníacas que tengo recuerdo de las que se habla en mi familia fue la que sufrió mi abuela materna. Ella era natural de un pueblo de Teruel, pero tuvo que ir a trabajar a Valencia para ayudar a la economía familiar y en una de sus visitas a la familia que realizó un verano tuvo la osadía y el atrevimiento de cortar su larga cabellera y lucir uno de esos peinados de pelo corto que llevaban, según mi bisabuela, esas mujerzuelas que vivían en la ciudad de dudosa reputación.    


Se ve que lo de estar poseída por el diablo es una cosa innata en mi familia ya que por parte de mi familia paterna también se han dado casos. Uno de ellos lo protagonizó mi tía, era lo que en los años sesenta denominaban una chica moderna, que tenía la poca vergüenza de oír música extranjera, fumar, llevar pantalones, llegando a cometer un gran sacrilegio, ponerse una minifalda desacatando la  prohibición de mi abuelo de vestir aquellas prendas creadas por el maligno y que la hacían parecer una mujer que fuma y trata a los hombres de tú.
Estas pequeñas anécdotas familiares hoy nos pueden parecer simples chascarrillos para sacarnos una sonrisa,  no hace tanto era pequeño actos heróicos en contra de una sociedad opresiva y represora frente a la mujer las consideradas como un menor de edad que debían estar tuteladas por su padre o marido.