f

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Mirando el otoño



Mirando el otoño

Mirar los diferentes matices del verde de aquellas sinuosas colinas desde la ventana, se había convertido en la primera y más importante imagen de todos sus días. Con su tazón de café y la mirada llena de color, se dispuso a comenzar el día, intentando, una vez más, que la inspiración hiciera aparición de un momento a otro. Para ella, parecía en ese momento, que ya todas las historias de amor se habían escrito. De sus propias manos habían salido dos grandes historias que la habían catapultado al éxito literario. Ahora, se sentaba, como todos los días a esperar que algo le diera ese motivo que necesitaba para crear la más bella de todas.

Mabel, decidió empezar abriendo su correo. Diariamente recibía una cantidad inmensa de correos de sus admiradores. Hizo un repaso y con una sonrisa observó todos los que le resultaban repetidos. En medio de todos ellos, le llamó la atención uno en particular que tenía por título “No sigas de largo”, lo abrió y pudo leer solo una frase: “Si has llegado hasta aquí, es porque te ha movido lo mismo que me llevó a tus libros: la curiosidad” Sin darle más importancia, continuó revisando el correo. Hasta que, pasados unos minutos, sintió el impulso de volver a leer aquel mensaje. Pocas veces contestaba a los correos con algo más que una frase de agradecimiento pero, se decidió a contestar al nuevo admirador con el mismo desparpajo con el que se había dirigido a ella: -¿Pudiste saciar tu curiosidad?
No habían pasado ni cinco minutos cuando entro la respuesta: “Cada palabra leída me ha llenado aún más de curiosidad” - Bueno, al menos algo diferente hoy, pensó Mabel. Entre correo y correo, se fue pasando la mañana y sin darse cuenta, parte del día. No sentía que estuviera perdiendo el tiempo, estaba justo donde ella quería, sin compromisos sentimentales con nadie y viviendo en el lugar idílico que siempre había soñado; en el centro de la nada verde, bajo un cielo nítido.  Comunicarse con aquella persona le hacía ameno el tiempo y la distraía un poco de su búsqueda de inspiración.    

lunes, 29 de octubre de 2018

Truco o traco #Halloween









Si, otro año más llega Halloween y entonces nos aprovisionamos de caramelos y cualquier otro tipo de golosinas para los niños que toquen a nuestra puerta. Los no tan niños, empiezan a diseñar el disfraz más terrorífico y original para causar admiración en las fiestas que se ofrecen por cualquier parte. Es la noche del terror, pero ya queda poco de su significado, o se celebra de forma diferente a su origen. Ya no se reúne la gente, alumbrados solo por velas, para contar historias aterradoras, ni tampoco quieren oírlas. Se van perdiendo las leyendas de brujas, fantasmas y demonios que no nos dejaban dormir, porque ahora los niños solo se reúnen para contar el botín de caramelos conseguido en sus incursiones y los adultos para bailar música tecno, muy alejada del escalofriante aullido de un lobo feroz. 
Nuestro blog quiere que no se terminen de perder las costumbres de los cuenta cuentos y por eso les ofrecemos una recopilación de relatos de temática muy apropida para estas fechas. Es nuestro trato, sin truco.   
    
                                      
                                                                               
                   
                                                                     
           
                                                            
                                                           

        • Con este poema, la  poeta norteamericana Kim Addonizio hace una reintrepretación de la película “La noche de los muertos vivientes”. 



domingo, 13 de mayo de 2018

Beso #poesía






"El beso es una forma de diálogo"
George Sand"



Más de Ulises Varsorvia en www.ulisesvarsovia.tripod.com



Conociendo al autor.... Ulises Varsovia

Nací el 2 de julio de 1949 en Valparaíso, cuyo mar y sus tempestades marcaron definitivamente mi persona y mi poesía.
Estudié varias asignaturas humanísticas, y trabajé en tres universidades, tanto en historia como en historia del arte, al mismo tiempo que escribía poesía. En 1985 salí a doctorarme a Alemania, y como mi mujer es suiza, pude trabajar y quedar-me en San Gallen, ciudad en cuya universidad hago un par de lecciones. He publicado 28 títulos de poesía, cinco de ellos en Chile, y tres dedicados a Valparaíso, el último: Hermanía: La Hermandad de la Orilla, en Apostrophes de Santiago (www.apos.cl). El libro más antiguo que he publicado es Jinetes Nocturnos, de 1974, pero tengo otros inéditos más antiguos. En 1972 publiqué un cuadernillo, Sueños de Amor, que circuló sólo entre amigos.Me han publicado más de 70 revistas de literatura de todo el mundo, en varios idiomas, y repetidas veces, y estoy en numerosas páginas web.
En agosto del año 2006 salió a la luz en Sevilla, España, mi libro de poemas Anunciación. Ángeles y Espadas, publicado por la Asociación Cultural Myrtos. Esta misma entidad acaba de publicar mi Antología Esencial y Otros Poemas (1974-2005), que incluye dos poemas de cada poemario publicado, es decir, 52 poemas "esenciales", y tres poemas de 12 libros inéditos, lo que hace un total de 88 poemas. Lo último mío aparecido es Vientos de Letras, también antológico, en colaboración con el poeta andaluz Alexis R., editado por Myrtos.
De los 28 poemarios publicados, sobresalen Jinetes Nocturnos, de 1974/75, Tus náufragos, Chile, de 1993, Capitanía del Viento , de 1994 , El Transeúnte de Barcelona, de 1997, Madre Oceánica, Valparaíso, de 1999, Mega-lítica, de 2000,  Ebriedad, de 2003, y la Antología Esencial.