f

viernes, 22 de enero de 2021

Lugar amigo #poesía





“Tranquilidad es paz, calma, bajar el volumen de la vida. 
El silencio es pulsar el botón de off. Apagarlo. Todo.”

Khaled Hosseini (Cometas en el cielo)






domingo, 25 de octubre de 2020

Truco o traco #Halloween









Si, otro año más llega Halloween y entonces nos aprovisionamos de caramelos y cualquier otro tipo de golosinas para los niños que toquen a nuestra puerta. Los no tan niños, empiezan a diseñar el disfraz más terrorífico y original para causar admiración en las fiestas que se ofrecen por cualquier parte. Es la noche del terror, pero ya queda poco de su significado, o se celebra de forma diferente a su origen. Ya no se reúne la gente, alumbrados solo por velas, para contar historias aterradoras, ni tampoco quieren oírlas. Se van perdiendo las leyendas de brujas, fantasmas y demonios que no nos dejaban dormir, porque ahora los niños solo se reúnen para contar el botín de caramelos conseguido en sus incursiones y los adultos para bailar música tecno, muy alejada del escalofriante aullido de un lobo feroz. 
Nuestro blog quiere que no se terminen de perder las costumbres de los cuenta cuentos y por eso les ofrecemos una recopilación de relatos de temática muy apropida para estas fechas. Es nuestro trato, sin truco.   
    
                                      
                                                                               
                   
                                                                     
           
                                                            
                                                           

        • Con este poema, la  poeta norteamericana Kim Addonizio hace una reintrepretación de la película “La noche de los muertos vivientes”. 



martes, 22 de septiembre de 2020

Bienvenido otoño...


Desde mi ventana veo llegar el otoño, como  en todas las estaciones, buscando los colores.  Ha llegado la época en la que el mar se viste de azul marengo, combinando armoniosamente con el gris de las nubes.  Va apareciendo casi de forma imperceptible, sin hacer ruido, solo las débiles lloviznas que tras los cristales encuentran las melancolías dormidas de los poetas.  Se despiertan las metáforas  para describir la tristeza, porque no hay  poesía más bella que la lluvia cualquier día de otoño. 
Ninguna estación como esta para despertar sensaciones. Es un cuadro barroco lleno de dorados y ocres.  Retorcidas hojarascas y calles alfombradas de vidas  que se despiden ya cumplido su tiempo;  dejando espacio a los cipreses para que velen su muerte y a las rosas de invierno, que se preparan para cuando llegue la  escarcha.  Suave brisa que roza nuestras caras sonrosadas por el frió, temblor de vida cuando sentimos como el calor se escapa de nuestro cuerpo y la gente, que parece que camina sin prisa, pisando despacio el suelo mojado o saltando charcos con paraguas de colores para retar al cielo e ignorando las ramas desnudas que tiemblan con el viento.