f

miércoles, 17 de agosto de 2016

Conociendo a Lorca a través de la música...


Conociendo a Lorca a traves de la música...
La relación entre la música y la poesía siempre ha sido muy estrecha y han sido muchos los cantantes, músicos y compositores que han musicalizado los más bellos versos de las grandes letras españolas, siendo los poemas de Federico García Lorca uno de los más versionados, no sólo por ser uno de los grandes de la literatura española y universal, sino también porque sus versos, profundos y llenos de lirismo, son idóneos para su versión musical. Y hoy, en el 80 aniversario de su muerte, os presentamos cinco poemas de Lorca que han sido hechos canción y que nos permiten hacer un viaje por la poesia del genioo a través de la música. 

I. Un romance a la pena negra...  
Romancero Gitano” es una de las obras más representativas de Federico García Lorca donde funde la tradición y vanguardia, una de las característica propias de la Generación del 27. Fue escrito entre 1924 y 1927 y publicado en 1928 con gran éxito popular, siendo uno de los libros de poemas en español más vendido. En esta obra encontramos los temas más recurrentes de la obra de Lorca: el sentido trágico de la vida, la presencia de la muerte, el amor frustrado, turbador y carnal, y su defensa de los pueblos oprimidos, característica constante en su obra, aunque esto pudiera suponer poner en peligro su persona, cosa que ocurrió con su trágico final.  
Romance de la pena negra” forma parte del poemario “Romancero gitano" y nos cuenta la trágica vigilia de la gitana Soledad Montoya, del dolor que siente por la espera, un dolor que no se mitiga ni con la llegada de la madrugada. Esa misma pena y dolor es la que siente el pueblo gitano, simbolizado en la figura de Soledad Montoya. El músico argentino Fito Páez hizo una versión de este tristísimo poema de Lorca que incluyó en su disco "Moda y pueblo" publicado en 2005. 

II. Un amanecer en Nueva York...   
Federico García Lorca llegó a Nueva York en 1929, invitado por la Universidad de Columbia, quedando impresionado por los rascacielos, las grandes avenidas y el ambiente cosmopolita de la ciudad, pero también por el materialismo y la deshumanización de la sociedad neoyorkina. Observa la gran brecha entre ricos y pobres, desagradándole profundamente la situación en la que vive la población negra. Estos temas junto a otros tan propios en la poesía lorquiana como la frustración amorosa, la visión trágica de la vida y la obsesión con la muerte se plasman en “Poeta en Nueva York", escrito entre 1929 y 1930.
El poema “La Aurora” forma parte de "Poeta en Nueva York". Normalmente la aurora suele estar asociada con algo positivo, con el comienzo de un nuevo día, pero Lorca en este poema nos presenta el amanecer de la ciudadad de Nueva York como algo deprimente, triste, funesto, siendo esa la sensacion que nos transmite su visión de la ciudad de los rascacielos. El poeta expresa el horror, la asfixia, y el alienación del ser humano en una ciudad sin esperanza. Loquillo publica en 1998 “Con elegancia”, un disco donde pone su voz, y también el rock, a poemas de Luis Alberto de Cuenca, Jaime Gil de Biedma, Manuel Vázquez Montalván y al poema “La aurora” de Federico Garcia Lorca y aquí os dejamos la versión que el cantante hace del citado poema de Lorca. 


III. Un canto al amor herido...  

Herido de Amor” es un poema dentro de la obra de teatro “Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín” escrita por Lorca en 1933. En ella, Perlimplín, un pudiente hombre de unos cincuenta años se casa con la joven Belisa, que acepta su propuesta de matrimonio por el dinero y las tierras que esté posee. Don Perlimplín al ver el cuerpo desnudo de su joven esposa cae rendido a sus pies, pero Belisa, en la misma noche de bodas engaña a su marido con cinco hombres diferentes, y esté al enterarse de la traición de su esposa entona uns descarnados versos donde toma conciencia de la utopía que supone amar a la joven y bella Belisa, que prefiera los brazo de sus jóvenes amantes. Esos versos conforman el poema "Herido de amor". 
Cuando Belisa se cree sola en casa, empieza a hablar consigo misma en voz alta y confiesa que recibe cartas de un misterioso desconocido donde le declara su amor y le hace alabanzas a su cuerpo. Perlimplín descubre esta situación y Belisa le cuenta la verdad a su marido y éste le promete ayudarla a encontrar a su enigmático enamorado. Belisa se cita con su amante al que reconocerá por llevar una capa de color rojo, pero Perlimplín irrumpe y saca un puñal diciéndole a Belisa que va a matarlo. Belisa, desesperada intenta persuadirlo sin éxito y cuando va a socorrer a su amante, descubre  que debajo de esa capa roja está su marido, descubriendo que era él quien le enviaba las cartas y que en un acto de amor se suicida para que Belisa sea libre y así poder amar a quien ella quiera.  
En 1998, en el año del centenario del nacimiento de Federico García Lorca, la actriz y cantante Ana Belén publicó dos disco con el título “Lorquiana” donde se recogen poemas y canciones populares del poeta granadino y entre ellas encontramos la adaptación del poema “Herido de Amor”, con música de Joan Manel Serrat. 



lV. El poeta no tiene quien le escriba.... 
Sonetos del amor oscuro” son una recopilación de sonetos escritos por Lorca durante 1935 y son fruto de la relación amorosa que mantenía con Rafael Rodríguez Rapún. La pareja se conoce a mediados de 1932 cuando ambos coinciden en La Barraca, la compañía de teatro universitario fundada por Lorca y donde Rafael era gerente. La suya fue una relación muy tormentosa que dejó una profunda huella en el poeta, tal y como de desprende de los versos de los sonetos. Cuando Rapún conoció la noticia del asesinato de Lorca, quedó roto y muy afligido y esto le empujó a alistarse en el bando republicano, marchando al frente del Norte donde murió a los 25 años, el 18 de agosto de 1937, justo un año después de la muerte del poeta. Los “Sonetos del amor oscuro” no vieron la luz hasta muchos años después de la muerte de Lorca, siendo publicados en 1984. 

"El poeta pide a su amor que le escriba” está incluido en “Soneto del amor oscuro" y en sus versos podemos ver a un Lorca desesperado, sufriendo por amor, al no tener noticias de su enamorado. Lorca siente que muere ante la espera; no soporta no saber, para bien o para mal, donde está su amado, tiene una necesidad imperiosa de saber que será de su relación, necesita quitarse ese desasosiego de deshojar la margarita en busca de un sí o un no. En este soneto podemos ver a un Lorca, más pasional, más intenso, donde se muestra sin tapujos tal y como es, se siente libre para decir a quien y como ama, su deseo de estar con su enamorado, sin importar  que ello implique dolor y sufrimiento. Podemos oír este poema en la voz de Miguel Poveda que lo versionó en su disco “Sonetos y Poemas para la libertad” publicado en 2015.
 V. Un pequeño vals vienés... 

A medidos de julio de 1936, y al estar preparándose la publicación del libro "Poeta en Nueva York", Lorca viajó a Madrid para ver a su editor, pero éste no pudo atenderle y le dejó una nota que decía "He venido a verte. Creo que volveré mañana. Abrazos de Federico" , pero Lorca nunca regresó ya que el 18 de julio de 1936 estalló la Guerra Civil Española y decidió volver a Granada. Allí fue detenido el 16 de agosto, por una denuncia anónima donde se le acusaba de republicano, espía ruso y homosexual. Todos los esfuerzos por salvarle fueron inútiles y la madrugada del 18 al 19 de agosto fue fusilado y enterrado en una fosa, y a día de hoy aun no se han encontrado sus restos. "Poeta en Nueva York" se publicó por primera vez, en 1940, cuatro años después del asesinato de Lorca.
"Pequeño vals vienés”, forma parte de "Poeta en Nueva York" y nos cuenta una historia de amor escrita a ritmo de vals. La adaptación musical más conocida de este poema es la que hizo Leonard Cohen bajo el título “Take this waltz” y como él mismo declaró esto le costó 150 folios y una depresión. La versión de Cohen del poema de Lorca fue incluida en el disco “Poetas en Nueva York” (1986), donde artistas de la talla de Lluis Llach, Paco y Pepe de Lucía o George Moustaki musicalizaban poemas de Lorca. Cohen también la incluyó en su disco “I’m your man” (1988). Enrique Morente también hizo una magistral versión del poema, pero aquí os dejamos la estremecedora versión que hace casi a capella Silvia Pérez Cruz, sólo acompañada de los sonidos electrónicos de la guitarra de Raúl Fernández.


Bonus track... Requiem por un poeta 
Rafael de León nació en Sevilla un 6 de febrero de 1908, en el seno de una de las familias aristócratas andaluzas de más algo abolengo. Poeta perteneciente a la “Generación del 27”, aunque en muchas ocasiones se haya olvidado incluir su nombre en la lista de grandes nombres del grupo, a pesar que sus poemas  son de los más recitados  y las letras de sus canciones de las más cantadas al ser el autor de muchas de las canciones españolas más populares del siglo XX como  “Ojos verdes”, “Tatuaje”,  “Y sin embargo te quiero”, “La bien pagá”… y muchas otras más.
En 1926  inicia sus estudios de derecho en la Universidad de Granada y allí conoce a Federico García Lorca, entablándose entre ellos una gran amista. Esta estrecha relación hace que la obra poética de Rafael de León este impregnada del estilo de Lorca, de su inspiración andaluza. Rafael de León murió en Madrid, el 9 de diciembre 1982, en el más completo de los olvido, pero sus poemas y letras de canciones siguen ahí, y hoy en día estan siendo rescatados del olvido para incorporar a nuestro patrimonio cultural. 

A su amigo Federico García Lorca le dedico unos sentidos versos en su poema “Requiem por Federico”. Es un intenso poema donde expresa el profundo sentimiento por la pérdida de su amigo. Los versos del poema están plagados de los temas de envolvía la poesía de Lorca, haciendo referencia a algunas obras del poeta como  "Romancero Gitano”, “Bodas de Sangre”, “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías”.  Y aquí os dejamos la magnífica versión de “Requiem por Federico” recitado por Lola Flores.


Este no es único poema dedicado a la muerte del poeta, ya que otros grandes poetas han plasmado en sus versos el dolor, la injusticia y la gran pérdida para la literatura en español que supuso el asesinato de Federico García Lorca:  

Autor: Carmen García (@Persefone123)

No hay comentarios:

Publicar un comentario